Ego

¿Cómo explicar algo que no se explica?, ¿Cómo admitir algo de lo que tú solo quieres huir? No hay respuesta correcta, tal vez porque ni la pregunta es lógica. Sí, exacto, la lógica o tal vez el ego que a veces nos hace tan fuertes pero al  mismo tiempo tan débiles. No sé por qué existe en un ser humano, lo hace miserable. Me pregunto porque lo conservamos si no nos hace felices; es un obstáculo en nuestro camino hacia la verdad, esa que sabemos  sólo  nosotros mismos y la que ocultamos del resto del mundo para proteger nuestro ego. Esa misma que te hace vulnerable pero tal vez feliz si te arriesgas. Si, arriesgar decirla en voz alta para que se entere el mundo y si no te escuchan grita hasta el cansancio y después grita un poco más hasta que lo hagan. Pero entonces, ¿qué?

Ego

Estarás confrontado con el ego del mundo o con el ego de una persona, es lo mismo. Todos los humanos funcionamos de  manera parecida. Tal vez lograras derrotar a tu ego  aunque solo por un momento, pero no podrás contra el ego del mundo, contra los egos de otras personas, contra el ego de esa persona; y en ese momento entenderás que perdiste. Ganaste la batalla pero no la guerra. Esa decepción hace que uno proteja a su ego más que nunca y a costa de no ser feliz jamás, pero tampoco lastimado. Y toda esa verdad que uno tiene para decir al mundo se queda enterrada en el silencio por miedo a perder el ego. Es mejor así te consuelas a ti mismo. Y por ese mismo miedo la gente se queda callada no solo frente al mundo sino frente a las personas más importantes en su vida. Mudas, aunque se mueren por dentro. Tal vez no será para siempre, tal vez un día te atreves a arriesgarlo todo, tal vez te cansaras de ser infeliz, tal vez te liberarás del ego, tal vez hagas algo para sentirte vivo – porque callar, ahogándote en silencio es lo mismo que ser enterrado vivo – muriéndote poco a poco.

Sígueme en Twitter…

A %d blogueros les gusta esto: